EL ESCOTE: EL GRAN OLVIDADO


Estaremos de acuerdo que siempre que hablamos de medicina estética, en la mayoría de las ocasiones pensamos en la cara. Pero a muy pocos centímetros de ella nos encontramos con el escote, ese gran olvidado y que tanto habla de nosotras.

¿Qué factores estropean la piel del escote?

Los principales factores que estropean la piel son el envejecimiento, el tabaquismo, la exposición solar, la falta de hidratación, la dieta, el estilo de vida y la gravedad. Debido a que la piel del escote es muy fina y delicada, es una de las primeras áreas del cuerpo que muestra signos de deterioro.

Envejecimiento

A medida que envejecemos el colágeno y la elastina de las capas medias de la piel comienzan a descomponerse. Estas proteínas actúan como un sistema de apoyo que empuja desde abajo para mantener la piel firme. Cuando el colágeno y la elastina comienzan a descomponerse, la piel comienza a hundirse hacia adentro, lo que resulta en pequeños pliegues que eventualmente se convierten en arrugas. 

La exposición solar

Los rayos ultravioletas del sol hacen que el colágeno y la elastina se descompongan más rápidamente. Esto tiene como consecuencia una piel que parece más vieja de lo que realmente es. Al mismo tiempo, los rayos ultravioletas pueden dañar las células de la piel, dificultando que éstas puedan repararse a sí mismas y crear células nuevas y saludables.

Dieta

Cuando las células de su piel no tienen las vitaminas y minerales que necesitan para mantenerse saludables, se vuelven susceptibles a las arrugas y otros signos de envejecimiento. Por otro lado, si las células de la piel de su escote están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, es mucho más fácil para ellas mantenerse saludables y hermosas.

Estilo de vida

Además de los hábitos alimenticios, muchas otras elecciones diarias de estilo de vida contribuyen a estropear el escote. Por ejemplo, no beber suficiente agua o dormir muy poco puede ser perjudicial para la piel. Lo mismo ocurre con el consumo excesivo de alcohol o de tabaco. El ejercicio poco frecuente también es una causa de lesiones en la piel.

Gravedad

No hay mucho que se pueda hacer para detener la fuerza de la gravedad, pero ésta es una de las principales causas de lesiones en el escote ya que tira constantemente de la piel hacia el suelo, lo que puede provocar arrugas y flacidez.

Los mejores consejos para cuidar adecuadamente la piel del escote:

1) Usar protector solar

Aplicar protector solar en el escote antes de salir de casa por la mañana, y cada dos horas si se pasa tiempo al aire libre. Para bloquear el 97 por ciento de los rayos dañinos del sol, hay que elegir un protector solar con un SPF de al menos 30.

2) Exfoliarse

Resulta conveniente exfoliarse la piel el escote una o dos veces por semana ya que ayudará a eliminar las células muertas de la piel. Una vez que se haya arrastrado toda la piel muerta, la piel tendrá un aspecto más saludable.

3) Limpiar la piel diariamente

Es importante eliminar toda la suciedad y los aceites que se acumulan en la piel del escote a lo largo del día. Antes de acostarse, se debe utilizar un producto de limpieza suave para exfoliar ligeramente, limpiar los poros y reparar el escote.

4) Ducharse con agua tibia

El cuerpo humano produce un aceite protector natural llamado sebo que recubre la superficie de la piel y ayuda a mantener la humedad atrapada en las células de la piel. Las duchas muy calientes pueden eliminar la capa protectora de sebo dejando la piel vulnerable a la sequedad. Por tanto, para proteger el escote se debe usar agua tibia.

5) Luchar contra la gravedad mientras se duerme

La gravedad puede tirar de la piel del escote hacia posiciones poco frecuentes. La exposición prolongada a estas posiciones puede provocar arrugas y pliegues en el escote, especialmente cierto si duerme de lado. Para combatir este problema se debe intentar dormir boca arriba, y utilizar sábanas de raso para aliviar la fricción con la piel.

6) Hacer ejercicio con regularidad

Los profesionales recomiendan hacer una hora de ejercicio al menos tres veces por semana ya que ayuda a aliviar el estrés. Numerosos estudios han demostrado que practicar deporte es un factor clave para mantener la piel sana y prevenir las imperfecciones. Estar activo también puede ayudar a dormir bien por la noche, lo que en realidad es muy importante cuando se trata de mantener la piel en plena forma.

7) Hidratarse a diario

La hidratación es muy importante para la salud de la piel, por tanto, se debe incluir en las todas las rutinas de belleza el uso de un sérum que ayude a rejuvenecer y proteger la piel. Esa humedad adicional hidrata y hace que la dermis se rellene consiguiendo que las arrugas y líneas finas sean menos notorias.

8) Comer muchas fruta y verduras

Una dieta saludable puede hacer maravillas en la piel reparando el daño desde dentro hacia afuera. La piel necesita las vitaminas y minerales que obtiene de los alimentos que se consumen. Comer muchas frutas y verduras le otorga al cuerpo los nutrientes que se merece. Esto, a su vez, mantiene la piel sana.

9) Beber mucha agua

La piel es el último órgano en recibir los beneficios del agua que se ingiere. Por tanto, es de vital importancia consumir agua en abundancia todos los días. El té verde es otro ejemplo de bebida que hidrata la piel y proporciona al cuerpo muchos antioxidantes saludables.

10) Dormir al menos 8 horas cada noche

Mientras se duerme, el cuerpo trabaja para deshacerse de la hormona del estrés cortisol. Un exceso de cortisol en el cuerpo provoca la inflamación de la piel. Esta inflamación puede acelerar la degradación del colágeno y la elastina que mantienen la piel suave. Por lo tanto, es importante conseguir dormir ocho horas al día.

11) Beba alcohol con moderación

Cuando se consume en grandes cantidades, el alcohol puede dañar seriamente las células de la piel. En primer lugar, el alcohol deshidrata la piel, ¡y ya hemos explicado lo crucial que es la humedad para un escote saludable! Además de eso, el alcohol pone radicales libres y otras toxinas en su cuerpo, lo que puede dañar las células de su piel y dificultar su regeneración. No hay absolutamente nada de malo con una copa de vino o un buen cóctel de vez en cuando. Solo recuerde beber con moderación y beber mucha agua para rehidratarse.

12) Practica una buena postura

Todos los hábitos afectan a la piel, y eso incluye la postura facial y corporal. Las expresiones faciales (como levantar las cejas y entrecerrar los ojos) producen líneas de expresión como las patas de gallo.  De manera similar, la postura del cuerpo afecta el escote. Por tanto, hay que concentrarse en tener una buena postura ya que ayudará a mantener la piel del escote tensa y detendrá la aparición de arrugas.

En la clínica de la Doctora Méndez de Vigo ofrecemos una combinación de tratamientos para prevenir eficazmente el envejecimiento del escote gracias a rellenos de ácido hialurónico, inductores de colágeno, hilos tensores, mesoterapia o PRP, carboxiterapia y Belkyra o Inner B para disminuir la papada. Tratamientos revolucionarios con resultados óptimos para garantizar un escote de película.

ColágenoMedicina estética

ácido hialurónicocolágenoescoteexfoliaciónexposición solarhidrataciónHilos tensoresinductores de colágenomedicina estéticamesoterapiarellenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *