RINOMODELACIÓN O POR QUÉ A VECES NO ES NECESARIO PASAR POR EL QUIROFANO


La medicina estética cuenta con tratamientos cuyos resultados antes atribuíamos exclusivamente a la cirugía plástica. Como la rinomodelación, que consigue elevar la punta nasal, corregir el caballete o afinar el aspecto de la nariz por medio de la infiltración de ácido hialurónico. Hablamos de uno de los procedimientos más demandados en la actualidad, ya que cuenta con numerosas ventajas que nos hacen dejar de lado pasar por quirófano:

  1. Es una técnica mucho menos agresiva e invasiva.
  2. Su precio es más asequible.
  3. El procedimiento es sencillo, rápido y totalmente ambulatorio.
  4. No es necesario hacer reposo posterior.
  5. Los resultados son visibles por el paciente a los 30 minutos.
  6. Simula el resultado si tenemos pensado realizarnos una rinoplastia quirúrgica a medio/largo plazo.
  7. No deja ningún tipo de cicatriz.
  8. Es prácticamente indoloro.
  9. Utiliza anestesia local, no general.
  10. Es reversible.

 

¿Cómo se realiza?

Primero, la doctora Méndez de Vigo analiza cada caso concreto, aconsejando al paciente según las expectativas que éste tenga sobre el procedimiento. Luego, aplica la anestesia en gel o crema sobre la zona, para después proceder con las inyecciones en zonas concretas de la nariz. Es posible que aparezcan pequeños hematomas o enrojecimiento de la piel, que desaparecerán con el paso de los días.

 

Un tratamiento ideal para corregir pequeñas imperfecciones y mejorar nuestro aspecto de manera fácil, cómoda y con resultados inmediatos.

Medicina estéticaNewsrelleno

ácido hialurónicomedicina estéticanarizresultados inmediatosrinomodelación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *